Allianz ofrece una revisión gratuita de los vehículos de sus clientes en la campaña “Adelántate al invierno con total seguridad”

Barcelona, España, 10 de diciembre de 2019
  • Con esta iniciativa, la compañía intensifica su compromiso con la seguridad en carretera
  • La campaña promueve la seguridad y refuerza la cultura de la prevención, imprescindible para evitar accidentes
  • Durante la última campaña de invierno se revisaron alrededor de      600 vehículos

Allianz Seguros continúa apostando por la seguridad y la cultura de la prevención para evitar accidentes de tráfico, con su nueva campaña: “Adelántate al invierno con total seguridad”. Así, la compañía pone a disposición de sus clientes, hasta el próximo 20 de diciembre, una revisión gratuita en su red de talleres Excelentes, que garantice el óptimo estado de los vehículos.

En la última edición de esta iniciativa, alrededor de 600 vehículos acudieron a los más de 320 talleres Excelentes de Acoat y Repnet, repartidos por todo el territorio nacional y las reparaciones más frecuentes estuvieron relacionadas con los neumáticos y los niveles.

El reconocimiento realizado por Allianz, a través de sus Talleres Excelentes, incluye aquellos aspectos relacionados con el mantenimiento y puesta a punto de los principales elementos de seguridad del vehículo:

  • Neumáticos: constituyen el único y decisivo contacto con la carretera. Son los encargados de asegurar la adherencia en el empuje, en la frenada y en el deslizamiento lateral. Aproximadamente más de un millón de los vehículos, un 5%, circulan con defectos graves en las ruedas, principalmente por llevar una profundidad del dibujo por debajo del mínimo legal de 1,6 mm (datos DGT).
  • Frenos. Los ruidos o chirridos al frenar o el incremento de la distancia de frenada, indican que algo no va bien. Pero es necesario revisar con frecuencia pastillas, zapatas, discos y el nivel del líquido de frenos, así como la suspensión, porque el deterioro de los amortiguadores es progresivo y no siempre se percibe. Según las recomendaciones de la DGT, hay que revisar todo el sistema de frenado (pastillas, discos...) y cambiar el líquido de frenos cada 2 años, o entre 40.000 y 60.000 kilómetros. Si no están perfectamente mantenidos, su frenada se alargará y correrá el riesgo de sufrir un accidente.

Además de estos básicos de seguridad, la puesta a punto incluye la comprobación de niveles: aceite motor, filtro aceite, líquido batería, líquido de la servo-dirección, líquido frenos y revisión de frenos (discos, pastillas y zapatas).

¡Contáctanos!

Nota de prensa

Multimedia